MOONLIGHT: LA SUTILEZA DE TRANSMITIR LO CRUDO

Moonlight es una obra maestra realizada y producida prácticamente por afroamericanos. Está basada en la obra basada en la obra «In Moonlight Black Boys Look Blue» de Tarell Alvin McCraney. Dividida en tres actos, cuenta la vida de Chiron. Refleja los cánones de la sociedad y los tapujos a los que nos enfrentamos. Esta sociedad llena de contradicciones en la que cuesta mucho ser uno mismo. Muestra con sutileza y delicadeza los problemas de los guettos de Miami. Para mí merecedora del Oscar a Mejor Película y el primer fallo en la entrega de las estatuillas en 89 ediciones. No es histórica solamente por eso, sino por formar parte del año que más afroamericanos han ganado un galardón(5) y porque Mahershala Ali se convirtió en el primer musulmán en recibir un Oscar. Todo esto en la escena política en la que se encuentra EEUU.

Tapujos que impiden a Chiron conocerse. Inquietudes que rehuye por miedo a que sea todavía menos aceptado por la sociedad. La manera en que esta película te envuelve y te sumerge en la historia desde el minuto uno es impresionante. El primer plano secuencia de la Moonlight con Mahershala Ali ya te teletransporta a Miami. Esa delicadeza con la que te cuenta una historia verdaderamente cruda para que entiendas a los personaje a la perfección. La importancia de conocerse, para no acabar siendo justo en lo que no quieres convertirte. No escapar de tus inquietudes, para ser uno mismo, ese miedo siempre va a estar ahí.

Pisos abandonados, yonkies, drugdealers y empatía, pero un culpable inocente: los niños. Hay una escena que me parece preciosa y que define Moonlight. Unos niños jugando al fútbol americano con una pelota de papel mientras suena una obra de Mozart. Sencillamente increíble. Y es que la banda sonora en concreto me enamoró, y mentiría si no dijese que se me pusieron los pelos de punta con One Step Ahead de Aretha Franklin. O me transportase a la esfera que quiere Barry Jenkins con Tyrone de Erikah Badu. Sí, no es que os recomiende Moonlight, sino que veo más que necesaria su visualización.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.