Engagement

Si te dedicas al mundo del marketing, estarás harto/a de escuchar esta palabra, pero, ¿qué es realmente el engagement? ¿Cómo se calcula? ¿Se puede tener una buena tasa de engagement teniendo una mala comunicación? Si has dudado en alguna de estas preguntas, no te queda otra, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el engagement?

Existen numerosas definiciones sobre el “engagement” dependiendo del ámbito de aplicación de las investigaciones. En este post nos centraremos en la definición específica del engagement dentro de las redes sociales y el marketing digital.

Diversos académicos han trabajado conceptos muy similares como: “social media engagement”, “online engagement” o “digital engagement”. Todas estas definiciones consideran el concepto como un estado psicológico de los usuarios que sienten compromiso hacia una marca, estableciendo una relación estable, duradera y única con el usuario.

¿Compromiso? ¿Relación estable? Suena demasiado emotivo y es que el factor emocional es clave a la hora de tener un buen engagement.

Este compromiso se manifiesta como comportamientos diversos en todos los niveles de interacción (ver, leer, dar me gusta, comentar, responder o compartir una publicación) y son resultado de una buena estrategia de comunicación digital. Tener un buen nivel de engagement es algo deseable para cualquier empresa: que a tu audiencia le guste el contenido que compartes, te haga caso y te dé feedback mediante cualquier tipo de interacción.

¿Cómo se puede medir?

Estarás pensando… si el engagement es realmente un estado psicológico, ¿cómo podemos calcularlo y establecer estadísticas fiables para establecer objetivos cuantificables en nuestra estrategia? Pues bien, no es del todo imposible, pero hay que tener en cuenta las limitaciones de las distintas maneras de calcular su valor.

Engagement Rate

Aunque se haya definido este concepto como un “estado psicológico”, se puede materializar y cuantificar de diversas maneras. Dependiendo de las fuentes informativas de las que dispongamos, hay diversas fórmulas matemáticas para medir el engagement de una comunidad con una cuenta o una publicación en redes sociales.

Existe una fórmula general para medir el Engagement Rate o Tasa de Engagement:

Esta fórmula se puede utilizar en todas las redes sociales, adaptando el total de interacciones para las específicas de cada una. El nº total de publicaciones es el valor que determina de qué estamos calculando el engagement. Puede medirse el engagement total de una cuenta , el de una publicación o el de una campaña determinada.

¿Cómo interpretar el ER?

Hay que tener en cuenta que la tasa de engagement es un valor meramente orientativo. Se considera un engagement alto si se encuentra entre el 1,5% y el 3,5 %. Sin embargo, existen diversos factores que hacen que el engagement no sea tan alto como debería, por ejemplo: si se trata de una cuenta con muchos seguidores, o si se realizan demasiadas publicaciones al día…

Teniendo en cuenta que el engagement es un valor principalmente emocional, el Engagement Rate puede ser un valor muy simplista. Es fundamental no obcecarse solamente en el valor numérico y descuidar otras dimensiones de mayor importancia. Lo suyo es utilizarlo como un indicador más de éxito y analizarlo globalmente, comparando con otros factores influyentes que la fórmula del ER deja de lado.

¿Cómo mejorarlo?

Si tu engagement no es suficientemente bueno, tal vez deberías revisar algunos de estos aspectos:

Escucha a tu público.

Es fundamental conocer a tu audiencia para implementar una buena estrategia de comunicación. Las redes sociales son un medio idóneo para hablar y conocer a tu público.

Call To Action.

No sueltes información porque sí. Elabora una estrategia con llamadas a la acción para obtener el feedback que buscas.

Interactúa con él.

Aprovecha todas las funciones de las redes sociales para interactuar con tu público.

Ofrece contenido de valor.

Aporta cosas que de verdad interesen a tu público para que se comprometa verdaderamente contigo y tu marca.

Vídeo Marketing.

El formato vídeo resulta mucho más atractivo. El Video Marketing, como ya comentamos en este post: El poder del vídeo, ayuda a conectar más con la audiencia, consiguiendo como consecuencia más interacción y más engagement.

Ya lo has visto, conseguir un buen engagement no es misión imposible. Si aplicas estos pequeños tips, poco a poco irás viendo cómo mejora tu relación el público y, consecuentemente, tus resultados empresariales. No te obsesiones con el Engagement Rate y céntrate en cultivar la relación con tu público. Si lo tienes mimado, ¡el engagement vendrá solo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.