Artistas vs YouTube

Hace ya tiempo que la polémica estaba servida, pero no fue hasta hace poco cuando muchos artistas de renombre se unieron formalmente para apretarle las tuercas a YouTube a causa de los derechos creativos.

Todo comenzó con unas declaraciones del artista Trent Reznor quizá algo exageradas: “YouTube está cimentado sobre contenido robado” dijo a The Guardian durante una entrevista.

Más de 180 cantantes y compositores se unieron a su protesta, entre ellos artistas de la talla de U2, Taylor Swift o Paul McCartney de discográficas major como Universal Music, Sony Music y Warner Music.

En una carta remitida al Congreso de Estados Unidos han pedido que se modifique la legislación actual, algo laxa, que permite que plataformas como YT “amenacen la viabilidad de los compositores y artistas para sobrevivir”. Es cierto que la Digital Millenium Copyright Act, ley de 1998 que regula el contenido online, se ha quedado algo desfasada “permitiendo a las principales compañías tecnológicas generar grandes beneficios al facilitar a los consumidores llevar toda la historia de la música en su bolsillo a la vez que las ganancias de los artistas disminuyen cada vez más” según reza el texto oficial para el cual han contratado anuncios en las publicaciones en papel más importantes del país con el fin de dar la mayor visibilidad posible a su denuncia.

Para subsanarlo, músicos y discográficas, piden “una reforma sensata que equilibre los intereses de los creadores con los intereses de las compañías que explotan la música para su enriquecimiento financiero”. Teniendo en cuenta que muchos de los contratos de las multinacionales con YouTube están a punto de expirar o lo han hecho ya, caso de Universal Music, todo puede formar parte de una maniobra para renegociar a la alza, más que una queja real.

YouTube se defiende afirmando que ya ha pagado mas de 3000 millones a la industria musical, y que prácticamente el total de las infracciones se detectan con su sistema automático Content ID, siendo tan sólo del 0,5% las provenientes de reclamaciones DMCA, ley de la que antes hemos hablado. Afirman, también, que además, gran parte de ese beneficio procede de usuarios que no se suscribirían a ningún servicio de pago, por lo que, incluso, pueden salir ganando. Eso sin contar la visibilidad y la exposición que da YouTube a los artistas no sólo permitiendo la publicación de sus canciones y videoclips, también mediante entrevistas, material de backstage y las distintas promociones en las que se envuelven los lanzamientos de los discos o las presentaciones de giras.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.